Formados en Programa Nacional de Extensión Agrícola Gobierno del presidente Hernández gradúa a los primeros 653 extensionistas agrícolas

Gracias (Lempira), 6 de marzo. El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández entregó hoy los certificados e incentivos económicos a la primera generación de 653 extensionistas agrícolas graduados en el Programa Nacional de Extensionismo Agrícola y Ganadera.

Los extensionistas ya han sido insertados en el Programa Presidencial de Chamba Joven, cuyo primer pago recibieron en el evento, que se realizó en el Instituto Ramón Rosa, de Gracias.

El mandatario entregó también 82 incentivos estudiantiles del Programa Presidencial de Becas Honduras 20/20 a los mejores estudiantes de 30 centros educativos de 9 departamentos del país: Lempira, Intibucá, Ocotepeque, Copán, Santa Bárbara, La Paz, Ocotepeque, Francisco Morazán y Comayagua, con el objetivo de brindarles un estímulo para permanecer o culminar su educación formal dentro del Sistema Nacional de Educación.

Las becas fueron entregadas a estudiantes de Bachillerato Técnico Profesional en Desarrollo Agropecuario.

Uno de los estudiantes beneficiarios del Instituto San José de Copán, Emain Girón Bueso, indicó que “este es un buen programa que nos da la oportunidad de obtener experiencia laboral. Con mi aporte podré ayudar a los productores a enseñar mejores prácticas en el campo para sustentar a nuestras comunidades”.

Otro estudiante beneficiario, Rony Matute, añadió que “mi deseo es ayudar a los campesinos para que puedan producir para un mejor manejo del suelo en los cultivos. Esta es una gran oportunidad para nosotros como jóvenes”.

Buenas prácticas

En el evento, que se realizó en las instalaciones del Instituto Ramón Rosa, el gobernante destacó que “estamos viendo un avance muy importante" en materia de agricultura.

“La estructuración de cada paso va desde la identificación de la vocación de la tierra para los cultivos, hasta la asistencia técnica y el financiamiento de parte del Gobierno para asegurar los alimentos”, explicó Hernández.

“El manejo del agua es esencial para desarrollar el sector agroalimentario del país”, acotó el jefe de Estado.

El gobernante hondureño recordó a los jóvenes graduados en Extensión Agrícola que deberán de llevar las buenas prácticas a sus lugares de origen a fin de evitar los errores del pasado, entre ellos “la quema de la maleza y el uso irracional del agua para irrigar los cultivos”.

“Ustedes, jóvenes, tienen la obligación de enseñar las mejores prácticas a nuestros productores. Necesitamos que todo campesino sepa que estas prácticas son exitosas”, apuntó Hernández.

Buenas noticias

Por otra parte, el titular del Ejecutivo aportó que en este año se logró la alianza entre Banadesa y Banhprovi, denominada Banaprovi, con lo que se pondrán a disposición 6,500 millones de lempiras en créditos para los pequeños y medianos agricultores.

Para los extensionistas agrícolas dijo que hay buenas noticias, entre ellas, la repoblación bovina y de ganado, así como la cría de gallinas, lo que conducirá a una mejor nutrición de la niñez y juventud del país.

Explicó que el Gobierno ha diseñado el Gran Plan Nacional de Manejo de Agua, Bosque y Suelo, y luego se implementará la distribución de las regiones en distritos para cultivar de acuerdo a la vocación de la tierra y el clima.

Más incentivos y mejor preparación

El ministro de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE), Arnaldo Castillo, entregó en el marco del evento el primer pago simbólico a los nuevos extensionistas formados y contratados por el Gobierno a través del Programa Chamba Joven.

El presidente de la Red de Institutos Comunitarios (ITC), José María Bonilla, exhortó a que "preparemos bien estos jóvenes para mejorar la producción de las fincas de los productores".

"Nos place estar en este evento importante e histórico de la ITC; queremos llegar lejos con esos nuevos valores que tienen deseos de salir adelante por el país", dijo Bonilla.

Extensión Agrícola

Formación técnica

Los jóvenes extensionistas que recibieron incentivos fueron formados por el Programa de Extensión Agrícola que dirige el ministro Castillo, desde agosto del año anterior, cuando el presidente Hernández lo relanzó para apoyar la producción, especialmente en al área rural.

Dentro del programa se están empleando alrededor de 400 jóvenes que no tenían oportunidad ni de seguir estudiando ni de acceder a un empleo.

La idea central es que el programa sea aprovechado por los productores, y al mismo tiempo ofrecer oportunidades a nuevos procesos de producción.

El programa cuenta con una alianza interinstitucional en la que participan la Universidad Agrícola El Zamorano, la Secretaría de Educación, el Gabinete Sectorial de Desarrollo Económico, el Fideicomiso para la Reactivación del Sector Agroalimentario (Firsa), Texas Tech University y Dairy Consulting Services, estos dos últimos de Estados Unidos.

El Programa Nacional de Extensión Agrícola y Ganadera tendrá una fase piloto de un año, con una cobertura en 13 departamentos del país para los sectores bovino, ovino y caprino.