Gobierno del presidente Hernández lanza campaña contra dengue, chikungunya y zika

Tegucigalpa, 2 de mayo. Con el propósito de proteger la salud de la población, el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández inauguró hoy en Tegucigalpa la campaña nacional de prevención contra las parbovirosis: dengue, chikungunya y zika.

En el acto realizado en las canchas deportivas de la colonia Kennedy, la primera dama, Ana García de Hernández, en representación del mandatario, resaltó la disminución de contagios de estas enfermedades transmitidas por el zancudo aedes aegypti en relación a años anteriores, pero pidió “no bajar la guardia”.

“No podemos bajar la guardia, sino que tenemos que redoblar esfuerzos para eliminar los criaderos de zancudos en pilas y solares baldíos”, agregó la primera dama.

Insistió en que hay que continuar siempre haciendo lo mejor y seguir haciendo el esfuerzo para erradicar estas enfermedades.

“Quiero recordarles que desde finales de 2015 y principios de 2016 se empezaron a tomar medidas contra esta nueva enfermedad (el zika), que en aquel momento amenazaba al pueblo hondureño y de la cual se sabía muy poco en aquel entonces”, dijo.

Sin embargo –prosiguió- se han tomado medidas de prevención contra el zika, generando una gran movilización que tuvo impactos a corto, mediano y largo plazo y que afortunadamente, gracias al empeño y trabajo de todos los hondureños, se obtuvieron buenos resultados.

“La mejor forma de evitar enfermedades como el zika, chikungunya, dengue y el síndrome de Guillain- Barré es destruyendo los criaderos de zancudos”, acotó.
La primera dama aseguró que se necesita de cada hondureño para combatir estas enfermedades.

“Como Gobierno hacemos nuestra parte, pero eso no es suficiente, pues lo importante es contar con el apoyo de las familias, padres e hijos, iglesias Fuerzas Armadas, Bomberos, Cruz Roja, alcaldías, entre otros”, señaló.

Expresó que hoy no solo es la enfermedad del zika, sino que las relacionadas como la microcefalia, que afecta a los recién nacidos y que obliga a las madres a darles un cuidado especial toda la vida.

“Está en nuestra manos la tarea de prevención destruyendo los criaderos de zancudos y así erradicar estas enfermedades que afectan a los hondureños”, apuntó.

Un llamado al pueblo hondureño

La ministra de Salud, Delia Rivas, hizo un llamado al pueblo hondureño para que apoye a todas las instituciones del Gobierno para que juntos puedan erradicar el zika.
“La meta es llevar a cero las cifras de incidencias del zika”, apuntó Rivas.

“Hago un llamado al pueblo hondureño para que se sume a esta campaña de prevención, porque tenemos que cuidar a nuestras familias”, agregó.

Resaltó las cifras alentadoras en comparación a los casos positivos de este año en relación al anterior, pero insistió en que “no hay que bajar la guardia”.

Por su parte, el subdirector de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Carlos Cordero, alabó que “tenemos un presidente de la República que se ha identificado con las verdaderas causas” que benefician a “la sociedad, en este caso la salud”.

“Honduras le está haciendo frente al zika como no lo hace otro país y eso se debe a la disponibilidad e interés del Gobierno del presidente Hernández”, añadió.
Cordero aseguró que, “si nosotros no tenemos zancudos, no vamos a tener enfermedades”.

Continuó diciendo que Copeco y otras instituciones gubernamentales harán limpieza de pilas y solares, entre otras actividades para destruir los criaderos de zancudos.

“Es una tarea que nos queda a los hondureños”, finalizó.

Números que valen

En los 18 departamentos del país, a través de las Regionales de Salud, se han integrado las mesas locales y municipales para enfrentar el zancudo aedes aegypti.

En el Distrito Central, en la semana del 16 al 22 de abril del presente año, se registran sospechosos de estas tres enfermedades: dengue, 55 casos con un acumulado de 603; de chikungunya, 3 casos, con un acumulado de 58, y zika, con 9 casos y un acumulado de 70.

Mujeres embarazadas sospechosas con zika es de cero, con un acumulado de 3, y de Guillain-Barré uno, y otro acumulado.

En comparación al año 2016, la baja es significativa. En esta misma semana, pero de ese año, se reportaron casos sospechosos de las tres enfermedades: dengue, 197 con un acumulado de 3,389; chikungunya, 111, con un acumulkado de 1,929; zika, 119, con un acumulado de 1,919, y embarazadas con zika, 6 casos, con un acumulado de 6.