Iglesias evangélicas y patronatos de Tegucigalpa manifestaron hoy ante el Congreso Nacional su total respaldo a la aprobación de las reformas penales propuestas por el presidente Juan Orlando Hernández

Tegucigalpa, 15 de febrero. Iglesias evangélicas y patronatos de Tegucigalpa manifestaron hoy ante el Congreso Nacional su total respaldo a la aprobación de las reformas penales propuestas por el presidente Juan Orlando Hernández para seguir mejorando los niveles de seguridad en el país.

En un comunicado, representantes de varias iglesias consideran que las reformas propuestas por el Poder Ejecutivo son de importancia para combatir las diversas formas de criminalidad existentes en el país.

“Conscientes que fenómenos como el terrorismo y extorsión, entre otros delitos de la criminalidad organizada, constituyen elementos desestabilizadores en la sociedad; aprueben las Reformas Penales, justificadas por el incremento de la incidencia de estas conductas y por la peligrosidad de la sola posibilidad de su realización de estas conductas”, piden los religiosos a los diputados en el comunicado entregado al Poder Legislativo.

“Dejen de engañar al pueblo con discursos mezquinos e informaciones confusas transmitidas a través de los medios de comunicación que buscan confundir y distraer a la ciudadanía”, agrega, en alusión a políticos que rechazan las reformas.

También les piden que “dejen de promover sentimientos de temor e incertidumbre”.

Por lo tanto –prosigue el comunicado- “en vista de lo antes expuesto, y como ciudadanos cansados de tanta manipulación, condenamos la indiferencia de las y los diputados del Congreso Nacional para enfocarse a las tareas que deben realizar: legislar en beneficio del pueblo”.

“Adopten las medidas que sean necesarias para agilizar la aprobación de las reformas penales que actualmente se encuentran paralizadas por intereses sectarios que conllevan a causar graves perjuicios a la población”, puntualiza el comunicado.

Cansados de la violencia

El pastor Moisés Aguilar entregó el documento firmado por varias iglesias, patronatos y comunidades de la capital a los diputados David Chávez y Edwin Pavón, de la comisión de dictamen del proyecto de reformas, que permitirá a la población contar con mejores niveles de seguridad en todo el país.

Aguilar llegó a los bajos del Congreso Nacional en compañía de representantes de varias iglesias y de los distintos mercados de Tegucigalpa, que también expresaron su preocupación por los niveles de violencia que sufre el país.
“Estamos cansados de ver tanta violencia y sufrimiento humano, de ver cómo las familias se enlutan cada día a través de la violencia desatada en el país”, dijo Aguilar.

Expresó que “muchos sectores somos responsables y vemos la necesidad de hacer un pronunciamiento y pedir a todas las autoridades que se emitan leyes en favor de la ciudadanía”.

Aguilar afirmó que están cansados con la violencia, cansados de que se utilice como plataforma política un flagelo que está azotando a la sociedad en general y, por lo tanto, pidió que a los sectores que representa no se les considere “conejillos de Indias para que, por medio del sufrimiento, personas aspiren a cargos públicos”.

Es el deseo de todos los sectores, según Aguilar, que se emitan leyes que permitan a la población descansar en sus hogares, vivir seguros sin escuchar disparos, sin el temor de ser violentados y por eso le pidieron a los diputados que el Congreso “se dedique a aprobar leyes, a analizar las que ya fueron enviadas por algunos sectores y benefician a la población que tanto lo necesita”.

“Nosotros hacemos un gran trabajo hablando de amor y compasión, pero igual debemos contar con la reacción de las autoridades y por eso es bueno que otros sectores comunitarios se unan a la causa”, por cuanto se corre el riesgo de entregar un país en muy malas condiciones a las futuras generaciones, agregó Aguilar.

Refirió que el comunicado contiene la necesidad de aprobar las leyes con sus respectivas reformas, porque “se necesita que sea una ley contundente que garantice el bienestar de la sociedad”.

“Pedimos que legislen esas leyes, porque las necesitamos para el bienestar de cada hondureño de estas comunidades representadas”, dijo.