Informe del Departamento de Estado: EUA destaca la potente lucha contra el crimen en Honduras

Tegucigalpa. Un informe del Departamento de Estado, entregado al Congreso de Estados Unidos, reconoce todos los esfuerzos realizados por el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández en la lucha contra el crimen organizado y el tráfico internacional de drogas.
El informe sobre la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos 2017 recoge los esfuerzos que los países clave realizaron durante el 2016 para atacar todos los aspectos del comercio internacional de drogas.

En el caso de Honduras, el informe reconoce los resultados obtenidos por Honduras tanto en lo relacionado a las actividades de control de drogas y sustancias químicas como lo relativo al lavado de dinero y delitos financieros. A continuación datos relevantes del informe en una traducción libre del informe.

Drogas

El informe establece que Honduras, al igual que el resto de países de Centroamérica, son usados para el tránsito de cocaína y de precursores químicos.

“Los Estados Unidos estima que aproximadamente el 90% del tráfico de cocaína hacia los EUA en el 2016 transitaron por el corredor de México/Centro América”, dice el informe.

De acuerdo a las estimaciones de EUA el volumen de cocaína que transitó por Honduras hacia los EUA en el 2016 se mantuvo aproximadamente igual al 2015, equivalentes de 3 a 4 toneladas métricas por mes.

Según el Departamento de Estado, la gran mayoría de la cocaína que transita por Honduras llega por vía marítima. Además establece que en 2016, el Gobierno de Estados Unidos estimó que el número de aeronaves sospechosas de introducir cocaína en Honduras disminuyó en un 30% con respecto al año anterior, a 35 en total.

Se reconoce que el Gobierno de Honduras siguió tomando medidas para aumentar la capacidad para contrarrestar y combatir el tráfico de estupefacientes en 2016.

Para el caso, el Ministerio Público creó un grupo antinarcóticos (DLCN) y dentro de la Policía Nacional, el equipo SWAT, conocido como TIGRES , que asignó a 80 agentes de policía altamente capacitados a una nueva unidad de inteligencia.

Asimismo, el Gobierno de Honduras siguió extraditando a los traficantes de drogas a los Estados Unidos en 2016 y también detuvo a varios otros narcotraficantes de alto perfil en colaboración con las fuerzas de seguridad estadounidenses.

Homicidios

Respecto a la violencia, el informe establece que Honduras continúa sufriendo de una alta tasa de homicidios en 2016, aunque reconoce que la tasa ha disminuido de su pico más alto de 86 muertes por cada 100 mil habitantes en 2011.

El Observatorio de la Violencia de la UNAH estimó que la tasa de homicidios para el 2016 fue de 59.1 muertes por cada 100 mil habitantes.

Maras y pandillas

En cuanto a los grupos juveniles, el informe indica que las pandillas como la mara Salvatrucha (MS-13) y la mara 18 todavía no aparentan ser una parte formal de la cadena logística transnacional de droga, pero sí son facilitadoras del tráfico a través de Honduras.

“Estas pandillas están comúnmente involucradas en la distribución local de droga, extorsión, secuestros y tráfico de personas. No obstante, su participación en el transbordo lleva a un aumento en la probabilidad de ingresar en el mercado de la venta al por menor de droga, pues a menudo sus servicios son pagados con producto”, dice el informe.

Fortalecimiento institucional

El informe destaca que a inicios de 2016, el Presidente Hernández, mediante decreto ejecutivo, creó la Comisión de Depuración de la Policía Nacional, con amplios poderes para reformar la policía y remover a los miembros corruptos.

Asimismo, destaca que con el apoyo de Estados Unidos, la comisión está ayudando al Congreso hondureño en la creación de una nueva ley de policía orgánica que, si se implementa correctamente, podría fortalecer aún más la institución y reducir la impunidad en Honduras.

Ministerio Público

El Departamento de Estado reconoce las labores investigativas de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC). “Desde su creación, los investigadores de la ATIC han arrestado a aproximadamente 50 funcionarios del gobierno por corrupción, incluidos alcaldes, policías y personas dentro del propio Ministerio Público”, dice textualmente el informe.

El gobierno hondureño estableció un sistema de investigación exhaustivo para los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. Con la ayuda estadounidense a la Autoridad Tributaria de Honduras, el Ministerio Público procesó a 57 personas por evasión de impuestos en 2016.

Además, el Ministerio Público ha mejorado su capacidad para investigar y enjuiciar la delincuencia, incluso duplicando el personal de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) a 83 desde el 2014.

En los últimos dos años, el Ministerio Público ha contratado a más de 100 fiscales y ha dedicado 50 de ellos a su división anticorrupción, doblando el personal de esa oficina.

Señala que desde su creación, la DPI ha abierto 16 oficinas en 11 de los 18 departamentos del país y pretende incrementar sus agentes de 1,300 a 1,800 para finales del año 2017.

Prevención del delito

El informe también reconoce que el Ministerio de Seguridad y el Ministerio Público desarrollaron políticas y programas de seguridad enfocados en la prevención del delito.

El Ministerio de Seguridad abrió 30 observatorios municipales de violencia. Los observatorios alimentan los datos sobre delitos al Ministerio, que lo utiliza para dirigir programas de prevención.

Seguridad ciudadana

El Departamento de Estado reconoce en su informe enviado al Congreso Nacional que el gobierno de Honduras se enfocó en instituir medidas de seguridad en áreas de alta criminalidad, tales como: mejorar la seguridad en los autobuses públicos mediante la colocación de botones de pánico, cámaras y tecnología de monitoreo en tiempo real.

Además, se continuaron los programas de instalación de iluminación en los municipios de alta criminalidad; y la instalación de cámaras de seguridad en San Pedro Sula.

El Gobierno hondureño inauguró nuevos centros de mando 911 en Tegucigalpa y San Pedro Sula para responder a crímenes, emergencias públicas y desastres nacionales.

El Ministerio de Seguridad y la Presidencia patrocinaron más de una docena de ferias comunitarias dirigidas por la Policía Nacional en 2016 para fomentar relaciones más estrechas con los ciudadanos.

Los indicadores de aumento de la confianza pública incluyen la enorme asistencia a estos eventos, los resultados positivos de las encuestas y el aumento de las llamadas al 911.

Por otra parte, laPolicía Nacional, con la ayuda de Estados Unidos, desarrolló el programa de Educación y Capacitación en Resistencia a las Pandillas (GREAT) a cerca de 80,000 estudiantes en 2016.

Combate a la corrupción

El informe hace mención especial que en enero de 2016, el Congreso de Honduras ratificó un acuerdo que permite a la Organización de Estados Americanos (OEA) apoyar los esfuerzos del gobierno hondureño para mejorar el sistema de justicia, investigar casos de corrupción y desarrollar mecanismos anticorrupción.

El gobierno hondureño pretende aprobar una nueva legislación policial, para seguir reduciendo la tasa de homicidios y apuntar a las bandas criminales, canalizar el éxito de la tasa de homicidios centrándose en la violencia doméstica y la extorsión, ampliar sus programas de prevención del delito a nivel nacional y agilizar los procesos legales.

El gobierno comenzó una política agresiva de apoderarse de las propiedades relacionadas con las drogas y espera ampliar este esfuerzo en 2017.

Derechos humanos y crímenes de impacto
Los Estados Unidos prestó apoyo logístico al Grupo de Trabajo sobre Delitos Violentos (VCTF, por sus siglas en inglés), una unidad de investigación especializada que investiga los asesinatos de personas vulnerables, incluidos periodistas, abogados, miembros de la comunidad LGBTI y extranjeros.

El VCTF se expandió de 11 investigadores en 2015 a 41 en 2016, y se proyecta tener equipos permanentes en San Pedro Sula y Tegucigalpa.

La Unidad sobre Estructuras Criminales, que investiga los secuestros y crímenes relacionados cometidos por organizaciones criminales, desempeñó un papel central en una reducción de más del 40 por ciento en los secuestros.

Conclusiones

Estados Unidos

Honduras avanzó y los resultados son visibles

Tegucigalpa. A continuación una transcripción libre e íntegra de la conclusión del reporte sobre Honduras.

“El Gobierno de Honduras avanzó en 2016 para hacer frente a deficiencias de larga data en sus instituciones civiles de seguridad y justicia”.

En respuesta, los Estados Unidos recalibró su asistencia para dar un nuevo impulso a los esfuerzos del gobierno hondureño para reformar su fuerza de policía civil y mejorar la capacidad de la fiscalía.

El gobierno hondureño tomó medidas para interrumpir y desmantelar las organizaciones de narcotraficantes, incluyendo la extradición de narcotraficantes de alto perfil, el aprovechamiento de los activos de los líderes de las organizaciones de narcotraficantes y el despliegue de las fuerzas de seguridad en las partes no cubiertas del país.

Los resultados son visibles: las tasas de homicidios, secuestros y extorsiones disminuyeron a partir de 2015, y las impresiones de los ciudadanos sobre la Policía Nacional están mejorando.