Informe final de la MOE OEA reitera que no se encontró dolo

Tegucigalpa. A partir del análisis técnico realizado, la Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (MOE-OEA) no puede confirmar que el Sistema Integrado de Escrutinio y Divulgación Electoral (Siede) haya sido manipulado con dolo.

Así lo reitera en sus conclusiones el informe final de las elecciones generales celebradas el 26 de noviembre anterior en Honduras, que la MOE-OEA entregó a la Secretaría General de la OEA.

“La Misión agradece el reporte entregado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) con información sobre la implementación de las actividades recomendadas por la MOE/OEA”, resalta el informe.

“Asimismo, es importante destacar que durante las últimas dos semanas los expertos de la Misión observaron de manera directa los procedimientos llevados a cabo”, reconoce.

Positivo

“En relación con la revisión y el cotejo de actas, la MOE/OEA consideró como positivo que el TSE decidiera que se contaran todas las boletas”, puntualiza.

“En el contexto de la observación post electoral, la MOE analizó un importante número de actas correspondientes al Siede y escrutinios especiales, así como a las fuerzas políticas en contienda (Partido Nacional, Partido Liberal y la Alianza de Oposición contra la Dictadura)”, dice.

“De esta revisión, la MOE puede concluir que en casi la totalidad de las actas hay coincidencia entre las oficiales y las obtenidas por los partidos”, afirma.

“Sin embargo, existen algunos casos en los que se encontraron discrepancias inexplicables entre las actas de los tres partidos y las del TSE”, apunta el informe.

Pero, sobre lo anterior, la MOE deja entrever que esas discrepancias inexplicables tendrían que ver con una posible manipulación en las actas que recibió cada partido como copia certificada de la original.

Textualmente la MOE dice: “Es importante notar que las copias de las actas en posesión de los partidos no cuentan con las medidas de seguridad para evitar su alteración o falsificación”.

“Sobre la revisión de la participación en los departamentos de Lempira, Intibucá, y La Paz, la MOE observó que los niveles coinciden con los datos históricos”, agrega.

“Sumado a esto, vale resaltar que el TSE entregó a la MOE/OEA el listado con la información sobre los ciudadanos que participaron como miembros de las Mesas Electorales Receptoras (Mers) en los departamentos de Atlántida, Colón, Cortés, Francisco Morazán, y Yoro”.

“A partir del análisis técnico realizado, la Misión no puede confirmar que el Siede haya sido manipulado con dolo”, reitera.

“Sin embargo, sí puede afirmar que no contó con las robustas medidas de seguridad necesarias para garantizar su integridad”, agrega.

“A partir del análisis presentado en este reporte y del cúmulo de observaciones comprendidas en el primer informe preliminar, la MOE considera que ha observado un proceso de baja calidad electoral y por ende no puede afirmar que las dudas sobre el mismo estén hoy esclarecidas”, subraya.

“La MOE/OEA agradece la apertura y la colaboración de las autoridades y funcionarios del Tribunal Supremo Electoral, así como de los actores del proceso electoral, las fuerzas de seguridad y del pueblo hondureño que permitieron el trabajo de la Misión”, admite.

“Asimismo, agradece las contribuciones de Argentina, Bolivia, Canadá, Chile, Corea, España, Estados Unidos, Israel, Italia, Kazajistán, México, República Dominicana y Suiza”, asegura.

Cabe destacar que la gran mayoría de esos países ya reconocieron el triunfo de Juan Orlando Hernández.

Dato de interés:

“De esta revisión, la MOE puede concluir que en casi la totalidad de las actas hay coincidencia entre las oficiales y las obtenidas por los partidos”, afirman las conclusiones del informe final.