A partir del 4 de octubre: Hondureños se quitarán el yugo de los abusos con vigencia de reformas a Ley de Tarjetas de Crédito

Tegucigalpa, 1 de octubre. Los más de 600,000 tarjetahabientes que por décadas han sufrido el yugo de las altas tasas de interés por el dinero plástico dejarpán ese problema en el pasado, una vez que entren en vigencia las reformas a la Ley de Tarjetas de Crédito el próximo 4 de octubre.

Las reformas a la Ley de las Tarjetas de Crédito nacen por el interés del presidente Juan Orlando Hernández de poner un control a las altas de interés que se han cobrado por años en los bancos en perjuicio de los usuarios del dinero plástico.

Para lograrlo, el Poder Ejecutivo presentó el correspondiente proyecto de decreto, que fue aprobado por el Congreso Nacional.

Posteriormente a su publicación, el pasado 4 de agosto, en el diario oficial La Gaceta, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) dio dos meses, hasta este 4 de octubre, a la banca nacional para que se adecuara al nuevo sistema.

El plazo vence el próximo miércoles y desde esa fecha los tarjetahabientes podrán experimentar una serie de nuevos beneficios.

Una victoria para los hondureños

El mandatario afirmó días atrás que la aprobación de esa ley permitirá, entre otros beneficios, “no pagar más de 54 por ciento en los intereses, ni cargos por servicios”.

Comentó que lo ideal sería que el hondureño tenga planificado, por ejemplo, pagar sus créditos para compra de vivienda, de terrenos o mejoras en las propiedades, “y no verse inmiscuido en las deudas de las tarjetas”, porque es necesario usar bien el crédito.

Asimismo, solicitó a los usuarios que revisen bien sus estados de cuenta porque a partir de los primeros días de octubre ya a nadie le pueden cobrar más del 54 por ciento de interés en sus créditos.

Hernández recomendó a los emisores de tarjetas de crédito que en un lugar del estado de cuenta se le haga mención al usuario para que revise que sus créditos ya cuentan con el beneficio de no cobrarse intereses arriba del 54 por ciento.

El titular del Ejecutivo afirmó que la aprobación de la nueva Ley de Tarjetas de Crédito “es una victoria de todo el pueblo hondureño”, al que agradeció su ayuda y decisión de buscar soluciones al problema.

Hernández les recordó a los usuarios de tarjetas de crédito que no deben permitir “que se les hagan cargos como los que se hacían en el pasado, por ejemplo los cargos por servicios”.

Entrada en vigencia

El decreto 57-2017 ya se publicó en La Gaceta y entrará en vigencia el próximo miércoles. La CNBS deberá presentar el reglamento en estos días.
Entre los beneficios más importantes se encuentra la reducción en la tasa de interés.

El Congreso aprobó que ningún banco emisor de tarjetas de crédito podrá cobrar más del 54 por ciento en la tasa de interés, independientemente del tipo de tarjeta que se refiera.

Además, desde este miércoles los bancos ya no cobrarán cargos por servicios, como el cobro por no usar la tarjeta en cierto tiempo, renovación del plástico y de la línea de crédito, entre otras cosas.

Diversificación de los servicios

Otro de los grandes beneficios alcanzados es que se flexibilizarán los financiamientos para los sectores productivos, por lo que se espera la apertura de créditos para la construcción de viviendas y para las actividades productivas, rubros que han sido perjudicados por la falta de financiamiento y las altas tasas de interés.

Readecuación de deudas

Otra de las bondades de las reformas a esa ley es la opción de que el usuario en mora pueda llegar a un acuerdo con el banco mediante un préstamo personal.

Es decir, que los bancos adecuarán sus sistemas para la readecuación de deudas de los usuarios en mora.

Con ello, se beneficiarán miles de deudores, los que podrán acercarse a las instituciones financieras en busca de un acuerdo para solventar las deudas mediante un préstamo personal.

De igual modo, si un tarjetahabiente solo paga el mínimo del total de la deuda durante seis meses consecutivos, el banco le notificará que su deuda será transferida a un préstamo personal para la recuperación de la deuda.

Los beneficios

- Usuarios no pagarán más del 54 por ciento de interés.
- No se pagará por renovar el plástico.
- Asimismo, quedan eliminados los cobros por no usar la tarjeta de crédito durante un mes.
- No se pagarán cargos por servicios.
- Los bancos adecuarán sistema para la readecuación de deudas para los usuarios en mora.
- Los usuarios que en seis meses solo paguen el mínimo serán notificados por el banco de que su deuda será transferida a un préstamo personal.